Biografía

José Mercé publica el 16 de octubre Mi única llave, su nuevo álbum producido por Javier Limón

Mi única llave. Es el título del nuevo álbum de José Mercé, producido por Javier Limón, y que se publica el 16 de octubre de 2012. “Es un disco flamenco, pero sabiendo que estamos en el siglo XXI. Serio, sobrio, profundo” dice el cantaor nacido en el flamenquísimo barrio de Santiago de Jerez de la Frontera en 1955, que se muestra eufórico con su nuevo álbum. Mi única llave es un disco impecable, flamenquísimo, de enorme riqueza musical, con unos guitarristas de gran altura que marcan buena parte del carácter del álbum y un José Mercé cantando como nunca. Es un disco elaborado con pocos elementos que cubren todo el espectro sonoro en un estupendo trabajo de Javier Limón, que ha logrado sostener el álbum con guitarras, percusiones, palmas y poco más. Ni falta que hace, aunque las colaboraciones de Eric Truffaz (trompeta), Alain Mallet (piano) y Layth Al-Rubaye (violín) proporcionan al disco ese enlace con otras músicas que confirman las palabras de Mercé.

Mi única llave tiene muchas sorpresas que enriquecen el álbum. “Están las mejores guitarras de este país: Diego del Morao, Pepe Habichuela, Tomatito y Manuel Parrilla”, dice José Mercé. Y Javier Limón añade: “Alejandro Sanz ha compuesto una bulería en homenaje a Moraíto Chico [guitarrista de José Mercé fallecido en 2011]; el martinete que abre el disco se grabó en Boston con un coro de chicas de 15 países; la versión de la zambra Salvaora de Manolo Caracol la hemos grabado en una iglesia masónica del siglo XIX con el pianista de jazz Alain Mallet también en Boston; el trompetista francés Eric Truffaz toca con Pepe Habichuela en la Elegía a Ramón Sijé, poema de Miguel Hernández, recordando la creación de Enrique Morente; hay unos fandangos de Huelva con la colaboración de Layth Al-Rubaye, un increíble violinista jordano de 19 años… Es el disco más gitano y más contermporáneo de José”.

Con casi todas las canciones compuestas por Javier Limón y José Mercé, Mi única llave se lanza con La llave del amor como primer single. Unos tangos flamencos a más no poder, enérgicos, rítmicos, hondos. “Se te pega al oído” dice José Mercé, que elogia el trabajo de Javier Limón: “Nos conocemos desde hace mucho tiempo y siempre hemos querido hacer un álbum juntos. Ahora ha surgido. Su trabajo es una maravilla, te hace sentirte cómodo. Creo que hemos hecho un disco muy importante, es más asentado que los anteriores”.

El álbum se abre de manera jonda y espectacular con Martinete balcánico, adaptado por José Mercé y con las voces evocando músicas del este europeo y que sostienen el tema, grabado en los estudios Qdivision de Boston. Un comienzo absolutamente original y estremecedor en la voz de José Mercé, que da paso a Bulería del Morao, compuesta por Alejandro Sanz (que hace coros) y con Diego del Morao (guitarra), Layth Al-Rubaye (violín) y Piraña (percusión) en los créditos. Dedicada a Moraíto Chico (“El barrio de Santiago está fuera de compás, la sillas estaban vacías y ya no hay soniquete por bulerías”, canta Mercé), es una joya con el cantaor en la cumbre, una maravillosa guitarra del Morao y el violín que mantiene raíces orientales.

El tema Si tú no estás se lanza por alegrías con Manuel Parrilla (guitarra) y Sandra Carrasco (voz) en un tema de gran profundidad y belleza, mientras De ida y vuelta camina por tangos con Diego del Morao (guitarra, bouzouki) y Bulería de pañuelo cuenta con la guitarra de Tomatito que sorprende en la introducción y ese estupendo tratamiento de los coros y las percusiones (palmas incluídas) que recorren todo el álbum.

Como aquel barquito es una adaptación musical de José Mercé, una soleá con Diego del Morao a la guitarra y sin más añadidos que alteren uno de los palos básicos del flamenco, mientras en La llave del amor vuelven los tangos con el mismo guitarrista y Piraña (presente en casi todo el álbum) en la percusión. Después llega La Salvaora, la zambra compuesta por Quintero, León y Quiroga que popularizó Caracol y que Mercé canta acompañado sólo por el piano de Alain Mallet, profesor asociado de Berklee School of Music y que ha tocado con Phil Woods. Paul Simon, Paquito D’Rivera y Madeleine Peiroux, además de haber producido a Jonatha Brooke. Mallet y Mercé ofrecen una nueva lectura del clásico en uno de los ejemplos más logrados de fusión entre flamenco y jazz.

Bulería de oriente retoma a Diego del Morao y Piraña, y Elegía a Ramón Sijé de Miguel Hernández es una composición de Enrique Morente con Pepe Habichuela a la guitarra y Eric Truffaz a la trompeta. Considerado como uno de los grandes del jazz europeo, el francés Erik Truffaz fusiona en sus discos jazz, rock, hip-hop, world music y electrónica, es definido como “el Papa del electro jazz” y su aportación a la música de José Mercé ofrece un camino nuevo, acompañado por Pepe Habichuela, veterano patriarca de la fusión flamenca con otras músicas. El álbum toca a su fin con Eso es mentira, unos tangos diferentes con la guitarra del Morao, y Mi única llave, fandangos con el violín de Layth Al-Rubaye para cerrar el círculo mirando de nuevo a las músicas orientales.

Mi única llave es lo nuevo de José Mercé, uno de los mayores fenómenos que ha dado el flamenco. Con más de 600.000 discos vendidos en los últimos 15 años, el cantaor jerezano es un artista que ha sabido transmitir como pocos que el flamenco es para todos, llevándolo a la máxima popularidad sin perder esencia ni profundidad. José Mercé es la verdad del flamenco llevada a las grandes audiencias, especialmente desde que en 1998 publicó Del amanecer, un álbum que, según el flamencólogo José Manuel Gamboa, “convirtió a José Mercé en un artista de masas, colocándolo a la cabeza de la movida jonda”.

Con 17 álbumes publicados desde su debut en 1968, José Mercé ha mantenido la esencia pura del cante y la ha mezclado con versiones flamencas de Manu Chao, Luis Eduardo Aute, Víctor Jara, Louis Armstrong, Pablo Milanés, los Pop Tops y Joan Manuel Serrat, para situarse como un artista clave de la música española, rompiendo fronteras y llevando su música no sólo a la audiencia flamenca, sino alcanzando también a un público más joven, amante del pop.

José Soto Soto (José Mercé) es bisnieto de Paco Luz y sobrino de Manuel Soto “Sordera”, patriarca del flamenco jerezano. Tras cantar de niño en la Escolanía de la Basílica de La Merced de su ciudad (de ahí le viene el nombre artístico), sus primeros pasos artísticos los dio en los Jueves Flamencos de Jerez y en el tablao gaditano La Cueva del Pájaro Azul. A los 13 años llegó a Madrid (“Cobraba 500 pesetas al día cantando en Torres Bermejas”, dice) para grabar su primer disco producido por Manuel Ríos Ruiz. Estuvo en la compañía de Antonio Gades, participó en 1981 en la película Bodas de sangre, de Carlos Saura, colaboró con el Ballet Nacional, ganó el Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba en 1986, volvió a trabajar con Saura en el filme Flamenco en 1995…

José Mercé debutó 1968 con el álbum Cultura jonda 14. Bandera de Andalucía. Años más tarde llegaron trabajos importantes como Verde junco (1983) junto a Tomatito y Enrique de Melchor, Caminos reales del cante (1987), Hondas raíces (1991) y Desnudando el alma (1994). En 1998 comenzó su salto a la popularidad con el álbum Del amanecer, producido por el guitarrista Vicente Amigo, alcanzando un éxito sin precedentes en el flamenco que continuó con Aire (2000) que alcanzó el Doble Platino y Lío (2002), que el propio Mercé define como “un disco hecho con el corazón”. Más tarde llegaron Confí de fuá (2004), Lo que no se da (2006), un Grandes éxitos (2007) y Ruido (2010). En febrero de 2010, Mercé recibió la Medalla de Andalucía, distinción honorífica que reconoce los méritos del cantaor.